Este es un lugar donde podrás viajar en el tiempo y encontrará calles empedradas, pequeñas casas de techos rojos y puertas de madera, con callejones por los que la historia minera ha transitado.

Video Turistico de Real del Monte

Este es un lugar donde podrás viajar en el tiempo y encontrará calles empedradas, pequeñas casas de techos rojos y puertas de madera, con callejones por los que la historia minera ha transitado. En el “Tranvía Turístico”, se pueden dar paseos por las callejuelas de este hermoso pueblo y conocer algunas construcciones, baluartes arquitectónicos creados siglos atrás, como la como la Parroquia del Señor de Zelontla, entre otros atractivos que sólo un Pueblo Mágico puede tener. En Real del Monte se encuentra el Panteón Inglés, lugar en donde descansan los europeos que llegaron a México durante el siglo XIX a explotar la minería, es un sitio que definitivamente se debe visitar. A principios del siglo XX existieron en esta población más de 140 minas, algunas de las más importantes fueron La Rica, La Purísima, La de de Dificultad y La de Dolores. La mina de Acosta es actualmente un interesante museo de arquitectura industrial, donde los visitantes son vestidos como mineros y pueden contemplar la gran maquinaria de otros tiempos. En este pueblo se llevaron a cabo los primeros partidos de fútbol y tenis en nuestro país. En la época del auge minero, Real del Monte se llenó de trabajadores ingleses, convirtiéndolo en un pueblo colonial, pero a la vez muy británico. Por otra parte, hay una fiesta en Mineral del Monte que ningún visitante se puede perder: el Festival de la Plata, donde diferentes artesanos y casas plateras de la región exponen o comercializan sus elaboraciones, haciendo gala de sus pulidas técnicas y diseños. Este festival se lleva a cabo durante el mes de junio en la Plaza del Minero.