Tamaulipas es un Estado con una gran riqueza natural ideal para el turismo de aventura.

Video Turistico de Tamaulipas es una tierra de encanto por sus contrastados paisajes

Tamaulipas es el Estado ecoturístico por excelencia, si perteneces al grupo de los fanáticos de la naturaleza, la exploración, el campismo, y las actividades de aventura, no puedes dejar de conocer este maravilloso destino. La reserva de la biósfera El Cielo, cuenta con 144.530 hectáreas de exótica diversidad de climas y vegetación, que se manifiestan en 4 diferentes ecosistemas que no han sido alterados por el hombre, representando especies de flora y fauna únicas en el mundo. Cada día estará colmado de diversión, podrás disfrutar de un rico paseo en lancha, el emocionante ciclismo de montaña, un tranquilo recorrido por la selva mientras observas las aves y paisajes del lugar, o estimular la adrenalina con el rapel, la escalada y el kayakismo. Y si disfrutas del turismo cinergético,
Si tu deseo es descansar y relajarte, si disfrutas tomar el sol y la melodía de las olas al romper es música para tus oídos, Tamaulipas cuenta con hermosísimas playas de arena dorada y paisajes extraordinarios. Es una aventura con sabor a mar, que te espera para disfrutar unas vacaciones de playa diferentes. Podrás nadar, pasear en "jetski" y "go carts", montar a caballo, jugar fútbol y voleibol en pleno contacto con la naturaleza. Y además, podrás visitar un sinnúmero de atractivos como cenotes, ríos, nacimientos y sitios arqueológicos.
El estado de Tamaulipas es también muy rico en tradiciones, ya que el espíritu de lucha y el sentimiento nacional de los Tamaulipecos fronterizos, siguen protegiendo su cultura ante la cercanía y relación continúa con el país del Norte, cuya influencia oponen un fuerte sentido comunitario y un gran apego a sus costumbres y tradiciones. Producto de esta actitud es su música tradicional y el modo de bailarla comunes a toda la región, que dan carácter e identidad a los pobladores. La riqueza tamaulipeca se refleja también en su gastronomía, donde son obligados el Guayín, las Chochas de Sotol o la Flor de Pita con Huevo que se sirve en el desayuno; pasado el medio día, de entrada se pide Empanadas de Nopal, se sigue con Asado de Puerco, Mole de Papas con Camarón o Cabrito en su Sangre; y de plano en la noche también da lugar a las debilidades del paladar para saborear tamalitos revueltos o un trozo de cecina.