Una de las zonas arqueológicas más altas de México.

Video Turistico de Debido a la ubicación de Toniná, usted podrá combinar el interés arqueológico con actividades ecoturísticas

Este es un centro ceremonial de la cultura maya que floreció entre los años 600 y 900 d.C. Aquí se pueden ver las muy escasas inscripciones jeroglíficas realizadas en el periodo clásico que muestran el calendario divino e histórico de los mayas. Tiene magníficos ejemplos de la decoración en estuco propio del arte maya, hermosos alto relieves en piedra y estelas labradas. La forma en que acondicionaron el terreno es otra característica importante, pues construyeron nueve plataformas de piedra sobre las que edificaron templos, palacios y edificios. Hay un gobernante enterrado por cada plataforma. Esto le da la forma de un laberinto monumental.

Su principal construcción es la Acrópolis, uno de los edificios con mayor altura en Mesoamérica, pues tiene más de 60 metros de altura.

Toniná en lengua tseltal significa “lugar donde se yerguen las esculturas que honran al tiempo”.

Del lado derecho del templo se encuentra un laberinto de 73 metros, que se usaba para que lo recorrieran los prisioneros que los mayas capturaban, si salían vivos, podían recuperar su libertad. Al interior del laberinto había serpientes ponzoñosas, jaguares y animales venenosos. En la actualidad usted puede hacer el mismo recorrido pero sin alimañas.

Ubicación:

Sitio maya localizado a 126 Km. de la ciudad de Palenque. Se debe salir por el monumento a la Madre Ch´ol hacia la carretera Palenque –Ocosingo. Desde Ocosingo se recorren sólo 10 Kilómetros.

Horario:

Martes a domingo de 9:00 a 16:00 PM.

Costo:

$39 pesos por persona. Este boleto sirve para entrar a la Zona Arqueológica y al Museo de Sitio.

Recomendado para: 

Familiar, Parejas, Jóvenes y Retirados.

Tips:

Lleve un repelente de mosquitos, bloqueador solar, ropa y calzado cómodo para recorrer la zona arqueológica y un impermeable. Le recomendamos que suba hasta la última plataforma, la vista es espectacular. No hay servicios, por lo que le recomendamos llevar agua.

El camino hacia Toniná, aunque está pavimentado, es muy malo, pero la visita vale la pena.